Santa Barbara Spanish Seventh-day Adventist Company
Santa Barbara Spanish Seventh-day Adventist Company
Seventh-day Adventist Company
Seventh-day Adventist Company
Bipowered

Donaciones

Dios se agrada con las donaciones personales. Está en la Biblia, Éxodo 35:22, "Vinieron así hombre como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehová".

Dios se agrada cuando nuestras donaciones son generosas. Está en la Biblia, Esdras 2:68-69, "Y algunos de los jefes de casas paternas, cuando vinieron a la casa de Jehová que estaba en Jerusalén, hicieron ofrendas voluntarias para la casa de Dios, para reedificarla en su sitio. Según sus fuerzas dieron al tesorero de la obra sesenta y un mil dracmas de oro, cinco mil libras de plata, y cien túnicas sacerdotales".

Dios se agrada con las donaciones de sacrificio regulares. Está en la Biblia, II Corintios 8:2, "Que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad".

La generosidad necesita preparación y planeamiento. Está en la Biblia, Levítico 19:9-10, "Cuando siegues la mies de tu tierra, no segarás hasta el último de ella, ni espigarás tu tierra segada. Y no rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; para el pobre y para el extranjero lo dejarás. Yo Jehová vuestro Dios".

El hacer donaciones puede ser un acto de adoración. Está en la Biblia, Mateo 2:11, "Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra".

Las donaciones deben hacerse de buena gana. Está en la Biblia, II Corintios 9:7, "Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre".

Cada uno debe donar tanto como le sea posible. Está en la Biblia, II Corintios 8:12, "Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene".

Se requiere mucho de los que han recibido mucho. Está en la Biblia, Lucas 12:48, "Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá".

El pagar el diezmo y dar ofrendas asegura las bendiciones de Dios. Está en la Biblia, Malaquías 3:8, 10, "¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde".

La generosidad vuelve al que la practica. Está en la Biblia, Lucas 6:38, "Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir".

Dios es el ejemplo máximo de donación. Está en la Biblia, Juan 3:16, "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna".